VT_Tematica_Medicina interna_detail.jpg VT_Tematica_Medicina interna_detail.jpg
  • Tiempo de lectura: 1 mins

    Gastroduodenal, Úlcera

    ETIOLOGÍA: Hay diversas causas de producción de úlceras gástricas en el perro y en el gato. La más frecuente
    ETIOLOGÍA: Hay diversas causas de producción de úlceras gástricas en el perro y en el gato. La más frecuente es la administración de fármacos antiinflamatorios no esteroideos y corticoesteroides debido a su acción antiprostaglandínica que altera los mecanismos citoprotectivos de la mucosa gástrica. Otra causa, especialmente en el perro, es la presencia de enfermedad neurológica medular y la administración de corticoesteroides debido a alteraciones en la inervación autónoma gástrica, que finalmente producen isquemia y tendencia a la ulceración, agravada por el tratamiento con corticoesteroides. Es frecuente también la formación de úlceras en enfermedades renales agudas y crónicas debido al efecto tóxico de las toxinas urémicas y disminución de la eliminación renal de la gastrina. También sucede en las enfermedades hepáticas crónicas y en el hipoadrenocorticismo. Las enfermedades que producen hiperacidez gástrica como el gastrinoma o las mastocitosis sistémicas también producen úlceras gástricas. En este último caso se produce una elevación de histamina producida por las células tumorales. En situaciones graves de shock y marcada hipotensión también es posible la aparición de ulceración gástrica.

    PRONÓSTICO: El pronóstico es variable según la causa primaria de la ulceración.

    SÍNTOMAS: Suelen ser vómitos y hematemesis, la sangre puede ser digerida o fresca, con coágulos en los casos más severos. Con menos frecuencia encontramos melena, dolor abdominal, anorexia parcial y adelgazamiento. En los casos severos, anemia regenerativa, deshidratación, polidipsia y signos de peritonitis si hay perforación.

    TRATAMIENTO: Eliminar inicialmente las causas que provocan la ulceración en el caso de que se conozcan y tratamiento de soporte en caso de que el estado general sea deficiente (fluidoterapia, transfusión). Administrar antagonistas de los receptores H2 como la [cimetidina] 5-10 mg/kg 3-4 veces al día o la famotidina 0.5 mg/kg cada 12-24 h o la [ranitidina] durante un mínimo de dos semanas.El [sucralftato] es un fármaco citoprotectivo, forma una barrera protectora en la úlcera e induce la síntesis de prostaglandinas. Debe administrarse en solitario. Pueden usarse los análogos de las prostaglandinas como lo más moderno en el control de las úlceras gastroduodenales o como protectores de la mucosa en casos de administración de AINES. El producto es el misoprostol. El tratamiento quirúrgico se reserva para casos graves, rebeldes al tratamiento médico y en casos de perforación y peritonitis con gastrectomía parcial.

    Josep Campmany
    Nº colegiado COVB 1125

    Licenciatura en Veterinaria (Universidad de Zaragoza) y Advanced Management Program. Marketing Management (ESADE, Barcelona)

    VT_Abstract.jpg
    Magnitud de la trombocitosis reactiva y condiciones clínicas asociadas
    Algunos estudios previos sobre las causas subyacentes de la trombocitosis habían despertado interés científic
    VT_Abstract.jpg
    Tirotoxicosis exógena en perros atribuible al consumo de alimentos comerciales basados en carne y conteniendo un exceso de hormona tiroidea
    Este estudio describe los hallazgos clínicos en perros con tirotoxicosis exógena atribuible al consumo de alim
    VT_Abstract.jpg
    Complicaciones asociadas a la colocación de un tubo esofágico para alimentación en 248 gatos
    Los tubos de alimentación esofágica se usan frecuentemente para proporcionar nutrición enteral a los gatos, p